¡Pon una hamaca en tu vida!

¡Pon una hamaca en tu vida!
Valora este articulo

Las hamacas forman parte de la vida de muchos países de Centroamérica y el Caribe, de donde se cree que proviene este maravilloso invento. Sin embargo, en España parece que si no tienes una casa enorme con jardín, no puedas tener una hamaca. ¡Nada más lejos de la realidad! Hoy en api.cat te mostramos cómo puedes disfrutar de una hamaca, vivas donde vivas.

Un poco de historia

Las primeras hamacas fueron elaboradas por los pueblos indios de Centroamérica y américa del sur, a partir de la corteza del árbol de Hamack, de donde proviene la palabra “hamaca”, en español o “hammock”, en inglés. Pero lo que muchas personas no saben es que fue Colón quién las trajo a Europa, tras descubrirlas en su llegada al continente. Dicen sus diarios que,  sorprendido por el hallazgo, escribió: “las gentes dormían en redes entre los árboles”. Este descubrimiento cambió para siempre las condiciones de vida de los marineros en alta mar, que empezaron a dormir en hamacas como las de los indígenas, ganando en confort.

Hamacas de exterior

¿Te imaginas una hamaca colgada en el jardín de tu casa en Girona? ¿Y en el balcón de tu piso en Cambrils con vistas al mar? En cualquier caso, imaginarse una hamaca nos transporta automáticamente a un paraíso de relax, en el que podemos vernos haciendo una siesta mecidos la brisa del mar o leyendo la novela de las vacaciones.

¿Por qué no hacerlo realidad? Seguro que estás pensando que no tienes 2 árboles adecuados para colgarla, pero eso no es un problema hoy en día. Existen modelos de hamacas que son para colgar de paredes y/o bigas, o en su defecto, existen unas estructuras para sostenerlas sin necesidad de clavarlas en ningún lado.

Respecto a los materiales y variedades, hay hamacas de tela, de fibras sintéticas, de una plaza, de dos… Aunque las más bohemias son las blancas de macramé, conocidas como hamacas de estilo brasileño.

Hamacas de interior

Las Hamacas no son para lucir exclusivamente en terrazas, jardines y porches, ¡también se pueden disfrutar dentro de casa! Y de eso, los suecos saben bastante… Quizás no te lo habías planteado porque las solemos relacionar con espacios exteriores, pero la verdad es que quedan muy bien.

Para colocar una hamaca tradicional dentro de tu piso en Barcelona, se necesita contar con un espacio muy amplio, que no todo el mundo tiene… Por eso, existen hamacas de una plaza para sentarse en lugar de tumbarse, una versión que también es muy cómoda, relajante y decorativa.

Hamacas para bebés y niños 

Las hamacas pueden convertirse en el juego preferido de los más pequeños de la casa, que encuentran en su encanto y balanceo un gran abanico de posibilidades para entretenerse: jugar, leer cuentos, esconderse, acurrucarse y en definitiva, dejar volar su imaginación.

Los bebés también pueden disfrutar de las hamacas, ¡incluso pueden dormir en una cuna – hamaca!  Fíjate en estos modelos artesanales de HamcArt, ¿No te parecen irresistibles para tu piso en Granollers? Además de decorativas, su balanceo favorece el sueño del bebé y pueden ser todo un alivio para los brazos de madres y padres.

¿Te has quedado con ganas de poner una hamaca en tu casa?

Foto 1: Pinterest
Foto 2: Pinterest
Foto 3: Pinterest
Foto 4: Pinterest
Foto 5: Pinterest
Foto 6: Pinterest
Foto 7: Pinterest
Foto 8: HamacArt

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario