¿Qué es una hipoteca inversa?

¿Qué es una hipoteca inversa?
Valora este articulo

Los bancos tienen muchos productos financieros que ofrecer a sus clientes, pero a parte de los nombres poco atractivos que suelen tener, no es como ir al supermercado y mirar las estanterías… Hay que saber exactamente qué son y en qué consisten. Hoy en api.cat te queremos hablar de las hipotecas inversas, ¿las conoces?

La hipoteca inversa es un tipo de préstamo hipotecario pensado para personas mayores de 65 años, o en régimen de dependencia severa o de gran dependencia. Se llama inversa porque funciona al revés, es decir, con una hipoteca inversa es el cliente quién cobra una cantidad mensual de dinero del banco, por tener su piso en Girona como garantía, pero manteniendo tanto la titularidad del inmueble como su uso.

hipoteca inversa

Dicho así puede ser complicado de entender, ya que seguramente estés pensando: Aquí hay truco, porque nadie regala nada, ¿qué recibe el banco a cambio?

Pues bien, el banco recibirá el pago del préstamo más los intereses una vez haya fallecido el titular del crédito a través de los herederos, que son quienes deberán liquidar la deuda. Podrán hacerlo de dos formas: vendiendo el piso en Sabadell que era propiedad del titular del crédito y utilizando el importe de la venta para saldar la deuda, o bien, quedarse la vivienda y pagarle al banco. Todos los supuestos se contemplan en la Reforma del Mercado Hipotecario a través de la Ley 41 de 7 de diciembre de 2007.

¿Y cómo se establece la renta a percibir?

El importe de la renta a percibir dependerá de varios factores, entre ellos, el valor de la vivienda, la edad de la persona que contrata el préstamo y de su cónyuge y la elección que se haga entre recibir la renta por un periodo determinado o de forma vitalicia.

Los únicos requisitos son ser una persona mayor de 65 años, ser titular de una vivienda y para beneficiarse de la nueva Ley Hipotecaria, que el inmueble sea la vivienda habitual.

Las ventajas de la hipoteca inversa

  • La principal ventaja es que el prestatario no pierde la titularidad ni el uso del inmueble nunca y se asegura una mensualidad fija durante el tiempo que dure el cobro y hasta que la deuda está satisfecha.
  • Una hipoteca inversa se puede cancelar en cualquier momento, incluso antes del fallecimiento del titular del préstamo, sin incurrir en gastos extras.
  • La entidad bancaria no puede exigir el pago del préstamo mientras su titular esté vivo.
  • Las tasas del préstamos son mucho menores que los de una hipoteca convencional y los gastos derivados de la apertura, notario, gestoría y registro los adelanta el banco a cuenta del crédito. En principio, el único gasto directo que tiene que asumir el cliente es el de la tasación del inmueble.
  • Es una alternativa para complementar la pensión y como se trata de un préstamo, estos ingresos mensuales adicionales no tributan en el IRPF.

¿Te parece un producto interesante?

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario