¿Cuáles son los gastos añadidos a la compraventa de una vivienda?

¿Cuáles son los gastos añadidos a la compraventa de una vivienda?
Valora este articulo

Comprar una vivienda, ya sea con hipoteca o sin, no es tan solo pagar el precio del inmueble, hay toda una serie de gastos añadidos e impuestos que gravan la operación de compraventa que debemos tener en cuenta, si no queremos llevarnos un buen susto con la factura final.

Algunos de estos gastos, además, dependen de varios factores como: la comunidad autónoma a la que pertenezca el inmueble, si se compra mediante hipoteca o bien si la vivienda es nueva o de segunda mano.

Veamos cuáles son los gastos añadidos a la compraventa de una vivienda, por ejemplo, en Girona.

1. La Tasación

A no ser que te puedas comprar un piso y pagarlo todo de golpe, necesitarás la financiación de un banco, es decir, una hipoteca, que también acarrea gastos añadidos. Cuando hayas formalizado el contrato de arras o de compraventa, el banco donde solicites la hipoteca te pedirá la tasación de la vivienda para comprobar que su valor cubre el importe que has solicitado.

El valor que le otorgue la tasación a la vivienda, dependerá de la superficie , su situación, la luminosidad, los servicios que la rodean o el banco que nos conceda la hipoteca. El coste oscila entre los 100 y los 400 euros.

2. El Notario

Los honorarios del notario se corresponden con  el otorgamiento de la escritura pública de compraventa y/o de la hipoteca y sus copias. Existen unos baremos que normalmente oscilan entre el 1 y el 1,5% del precio de la vivienda, aunque influyen factores como, por ejemplo, la cantidad de folios que tiene la escritura. Normalmente los gastos del otorgamiento son del venedor y los de la 1ª copia del comprador, salvo pacto en contrato. Pero lo más habitual que el comprador asuma los gastos derivados del otorgamiento de la escritura pública.

3. El Registro de la Propiedad

Los gastos de la inscripción de la compra de la vivienda en el Registro de la Propiedad, no suelen superar el 1%, pero dependerà de la extensión de la inscripción. También habrá que pagar la escritura de hipoteca, el registro y el impuesto de AJD. En el caso de que esta inscripción y la liquidación del impuesto la haga una gestoría, se deberán pagar, además, sus honorarios. Las tarifas de los gestores no están reguladas, si no que las deciden ellos mismos, por lo que te aconsejamos que pidas presupuesto en más de una, aunque si has pedido hipoteca, seguramente el banco ya tenga la suya y no te deje escoger.

4. Los Impuestos

IVA: el impuesto sobre el Valor Añadido, se paga solo si es una vivienda de nueva construcción y en el momento de la compra. Se calcula sobre el precio de venta y desde la nueva reforma fiscal de enero de 2014, se paga más: ha pasado del 4% al 10% y si es una vivienda de protección oficial, el 7%.

Existen deducciones si el inmueble va a ser vivienda habitual de un joven menor de 32 años o de una familia numerosa (5%) o bien de una persona con disminución física, psíquica o sensorial (5%).

ITP: EL Impuesto sobre transmisiones Patrimoniales también ha subido para aquellas personas que van a comprarse una vivienda de segunda mano, concretamente, ha pasado del 8% al 10%.

IAJ: El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, grava los documentos notariales, en este caso la propia escritura de compraventa y varía entre el 0,5% y el 1%, según toda una serie de supuestos.

5. La Gestoría
A no ser que seas un entendido en papeleos y temas fiscales también necesitarás una gestoría que tramite la liquidación de los impuestos y realice otros papeleos por las escrituras formalizadas de compraventa y/o hipoteca. Como comentábamos, cada gestoría decide cuáles son sus tarifas y honorarios. Si puedes, consulta con varias antes de decidir.

¿Te hemos ayudado a saber cuáles son los gastos de compra venta de viviendas?

Foto: Pinterest

Comments

  1. Por Eduard Dopacio Gelás

    • Por Joan Gómez

      • Por Anna Gaya

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario