¿Son las viviendas españolas accesibles para discapacitados?

¿Son las viviendas españolas accesibles para discapacitados?
Valora este articulo

En España hay alrededor de 3’8 millones de persones que tienen algún tipo de discapacidad. La mayoría, tienen que luchar cada día para sortear los múltiples obstáculos y barreras arquitectónicas de las localidades y ciudades que aún no están adaptadas a las necesidades de este colectivo.

La normativa que rige los criterios de accesibilidad y movilidad es competencia autonómica, ya que la normativa estatal, solo es aplicable en caso de ausencia de normativa autonómica. Hoy por hoy, la mayoría de los edificios públicos ya están adaptados para las personas con movilidad reducida. Sin embargo, para estos 3’8 millones de personas, encontrar viviendas accesibles y adaptadas a sus necesidades puede ser una odisea, ya que el parqué inmobiliario español, no está preparado.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en uno de cada cinco hogares españoles vive al menos una persona con discapacidad, o lo que es lo mismo, el 20% de los hogares y para más de la mitad, su principal problema es la movilidad. Si bien es cierto que en las edificaciones de nueva construcción ya se aplica la normativa para que sean accesibles desde el principio, los inmuebles que tienen más de 25 años no suelen estar adaptados.

Y no los adaptan hasta que existe una necesidad por parte de algún vecino de disponer de una rampa y/o ascensor. Entonces, entra en juego la Ley de Propiedad Horizontal, que desde su reforma en 2003, se requiere de el voto favorable de la mayoría de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación, para obligarles a realizar obras de adaptación.

Una vez dentro de la vivienda del particular, las obras de adaptación que se requieran corren a su cargo, aunque existen ayudas autonómicas dirigidas a discapacitados físicos. En Cataluña, hay una convocatoria anual de ayudas para adaptar la vivienda y fomentar la autonomía de la persona discapacitada y con movilidad reducida.

Viviendas accesibles, algunos criterios básicos:

Lograr que las personas en silla de ruedas y con movilidad reducida tengan el máximo de autonomía y confort posible, se requiere adaptar el interior de la vivienda. Imaginemos que está pensando en comprar un piso en Tarragona y necesita adaptarlo, éstos son los requisitos mínimos:

  • Las puertas de acceso a la vivienda y estancias principales debe ser de 80cm de ancho, para que una silla de ruedas pueda pasar sin dificultades. La instalación de puertas correderas facilita enormemente la accesibilidad.
  • Los agarraderos de paredes tienen que estar situados a una distancia adecuada, para que puedan usarse para mantener el equilibrio.
  • Los pasillos y puntos de giro tienen que ser  fácilmente maniobrables con una silla de ruedas. Los pasillos en línea recta deben tener un ancho de 90cm como mínimo. Se debe poder realizar un círculo de 120cm de diámetro libre de obstáculos frente a la puerta de entrada.
  • Los suelos deben ser antideslizantes y sin irregularidades o obstáculos.
  • El alcance de una persona en silla de ruedas está entre 0.4m y 1.40m de altura, de modo que enchufes y mobiliario debe adaptarse a estas alturas. La altura de referencia es la de una mesa de Trabajo, la encimera de la cocina o la pica del baño no deberán superar los 85cm de altura.
  • El interior de los armarios debe estar organizado de forma que los objetos que se usan con más frecuencia sean fácilmente accesibles.
  • Frente a la puerta de la cocina y frente al fregadero, debe poderse realizar un giro de 1,20 m de diámetro, libre de todo obstáculo.
  • El baño es uno de los puntos más peligrosos. Se debe poder acceder frontalmente al lavabo y lateralmente a la ducha. El suelo ha de ser antideslizante en seco y en mojado.
  • El lavabo no debe tener pedestal, debe estar colocado a 80 cm del suelo y tener una altura libre bajo él de 65 cm para permitir el acceso.
  • La ducha debe contar con barras de apoyo y sujeción, además de tener un asiento o banco en su interior.

Algunas inmobiliarias han tenido la iniciativa de especificar de forma natural en sus anuncios, si las viviendas que promocionan están adaptadas o no, y sería una buena noticia que todo el sector inmobiliario español se uniera a esta medida.

Foto 1:  Pinterest
Foto 2:  Pinterest
Foto 3: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario