5 cosas que debes considerar al comprar una segunda residencia

5 cosas que debes considerar al comprar una segunda residencia
Valora este articulo

Ya sea porque quieres tener tu propio apartamento en el pueblo donde veraneas desde tu infancia; porque quieres un lugar para llevar a tu familia los fines de semana; o simplemente por invertir, una segunda residencia puede ser rentable siempre y cuando sepas lo que debes buscar.

Hoy, en api.cat te damos algunos consejos para comprar una segunda residencia

1. Conocer la zona

Ir de vacaciones una vez, enamorarte del lugar y comprar en la siguiente ocasión que visites el lugar, puede salirte muy bien o muy mal. Tomar una decisión así, sin considerar los riesgos, solo lo pueden hacer las personas con mucho dinero para las que una casa más o menos, es solo otra inversión.

Si no es tu caso, antes de decidirte deberías frecuentar más el lugar, ver si al haber ido 3 veces seguidas ya te ha aburrido, observar cómo es lugar a lo largo del año e incluso hablar con los locales para saber cómo funcionan los servicios públicos, etc.

2. ¿Cuánto puedes pagar?

Comprar por impulso, porque te has enamorado de un apartamento en Cambrils que está delante de la playa o porque ese amigo tuyo, que ya ha comprado, te asegura que no encontrarás una ganga igual, puede ser un gran error.

Como siempre te recomendamos en api.cat, al comprar una vivienda debes meditar cada paso que das para no cometer errores. Suponemos que si estás pensando en comprarte una segunda residencia es porque puedes permitírtelo, pero, ¿has tenido en cuenta los gastos adicionales? la hipoteca, los impuestos, el seguro del hogar, los costes de mantenimiento, comunidad de propietarios, etc.

Son gastos que se suelen subestimar y que provocan más de un dolor de cabeza a aquellos que no los han considerado con antelación. Haz números e infórmate bien antes de tomar una decisión.

3. La proximidad a otras zonas

Una casa perdida de la mano de Dios puede ser muy atractiva para tu plan de desconexión, pero ¿has considerado si esto es un factor que hace que la casa gane o pierda valor?. Si bien ahora muchos jóvenes se van a vivir en poblaciones alejadas de las grandes ciudades, tanto por precio como por calidad de vida, la accesibilidad y que tenga buenas conexiones es importante.

4. Ver tu segunda residencia como una inversión

En la línea de lo que comentamos en el punto anterior, ya que vas a gastarte un dinero en comprar una segunda residencia, hazlo teniendo en cuenta los factores que la revalorizan, por si quieres vender en un futuro. Eso es tener perspectiva.

¿Qué servicios hay cerca? ¿Si se tuviera que convertir en mi vivienda habitual, qué necesitaría para vivir cómodamente? ¿Cómo es la seguridad en el vecindario? Por ejemplo, si es una urbanización que en invierno se queda desierta porque todo son segundas residencias, quizás hay más probabilidades de sufrir robos.

5. ¿Le podrías sacar rentabilidad mientras tú no la usas?

Quizás no contemples esta posibilidad de entrada, pero no está de más que la tengas en cuenta. Si por las circunstancias que sean, sabes que no podrás disfrutar de tu segunda residencia por un tiempo, ponerla en alquiler durante los períodos vacacionales puede ayudarte a rentabilizar la compra.

Imaginemos que este verano no puedes tomarte vacaciones, ¿vas a dejar el apartamento de Salou vacío pudiendo ganar un dinero extra? ¡Déjalo en manos de tu agencia API de confianza y verás qué rápido lo alquilan!

Foto 1: Pinterest

Foto 2: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario