Alquilar una casa: cómo seducir a las visitas

Alquilar una casa: cómo seducir a las visitas
Valora este articulo

alquilar_casa_como_seducir_visitasAlquilar una vivienda es una opción cada vez más popular en nuestro país, especialmente entre la población menor de 35 años. Y aunque esto ha hecho crecer la demanda, también aumentan la oferta y la competencia para encontrar inquilinos. Por eso, es importante saber cómo seducir a las visitas para que alquilen tu casa. En Api.cat, te damos unos consejos:

Si eres agente inmobiliario:

  • Asegúrate de dar a los interesados la información más precisa: nada desilusiona más que ir a ver un piso y que no se parezca a lo que te han explicado de él o a las fotos que has visto.
  • Trata de conocer las motivaciones de las visitas: alquilar una casa depende de factores prácticos pero también de factores emocionales. Si sabes las prioridades de los interesados y sus gustos, te será más fácil incidir en esa información que les pueda seducir: grandes ventanales por los que entra mucha luz, un balcón para tener un pequeño huerto urbano, un amplio comedor, colegios, comercios o parques en la zona etc.
  • Aporta historias o anécdotas: una casa es mucho más que un inmueble, es un hogar. Habla con el propietario, que te explique vivencias que puedan ayudar a las visitas a ver ese “hogar”, o para que se las explique él mismo.
  • Enseña una vivienda donde apetezca vivir: tiene que estar impecable y acogedora. Debes estar limpia, ordenada, con la entrada y habitaciones despejadas, recién ventilada y con la temperatura adecuada para invierno o verano. Si es necesario, antes de enseñarla haz arreglar los pequeños desperfectos, dar una mano de pintura o cambiar aquellos detalles de la cocina o el baño que se vean feos o viejos…
  • Si la casa está vacía, pon algunos muebles para ayudar a visualizar el espacio: a muchas personas les cuesta valorar un piso vacío y los muebles, reales o de cartón, ayudan a ver el espacio disponible, posibles distribuciones y a imaginar una vida allí.
  • Sé flexible: adáptate a los horarios y necesidades de los visitantes, aunque con algunos límites. Si los visitantes se sienten a gusto contigo, también les gustarán más los pisos que les enseñes.

Si eres propietario:

  • Deja el trabajo para un API: saben cómo enseñar los pisos y cómo tratar a las visitas.
  • Piensa en las cosas que pueden cautivar: qué te enamoró a ti de la casa, qué aspectos positivos tienen la casa y la zona, como la decorasteis, anécdotas de tu vida allí…
  • Sigue los consejos de tu API para tener la casa a punto e impecable: debes enseñar un hogar que inivite a vivir allí. Cuida los detalles.

Ya lo sabes, si estás pensando en alquilar tu casa de Reus, no olvides estos consejos para seducir a los posibles interesados. ¿Nos contarás cómo te ha ido?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario