Casas canadienses de madera: estilo, confort y ¡ahorro!

Casas canadienses de madera: estilo, confort y ¡ahorro!
2 (40%) 1 vote

¿Te has planteado alguna vez vivir en una casa de madera canadiense? No, no están solo en las películas americanas, estas construcciones han llegado a España y son una tendencia al alza. ¡Te lo explicamos en api.cat!

El tipo de vivienda, su estilo arquitectónico y los materiales usados en su construcción son elementos que dependen en gran parte de la cultura del lugar donde se encuentran. El clima y el tipo de recursos materiales a los que se tiene acceso son factores decisivos. Por eso, el tipo de construcciones varia tanto de un continente a otro, incluso de un país a otro, por cerca que estén.

En Estados Unidos y Canadá hay una larga tradición de viviendas prefabricadas, casas de madera y casas móviles. Según el último censo sobre vivienda de Estados Unidos, la American Housing Survey, aproximadamente 20 millones de americanos viven en este tipo de construcciones.

Las primeras casas de madera canadienses construidas en España son de mediados de los años 90, y aunque sigue siendo algo relativamente desconocido, empiezan a ser un reclamo, sobretodo de personas implicadas con el medio ambiente.

Las casas canadienses son casas hechas con estructura de madera, una sólida cimentación y revestimientos con materiales de alta calidad que permiten un asilamiento térmico, superior al de una vivienda convencional de ladrillo. Gran parte de los materiales utilizados en su construcción son importados de Canadá y naturales, por lo que además pueden considerarse casas casi ecológicas.

Las principales ventajas de las casas de madera respecto a las tradicionales que los principales fabricantes en España (Canexel, Grupo Lombard, MP Canadian House) coinciden en otorgarles son:

  1. Ahorro energético: de hasta un 50%. Este es el gran secreto de las casas de madera canadienses. Sus muros de madera conformados por varias capas y rellenados por lana mineral, crean un aislamiento térmico que permite ahorrar energía. La conducción térmica de la madera es 1300 veces menor que el acero, 10 veces menor que el hormigón y 40 veces menor que el ladrillo cerámico. Por este motivo son calientes en invierno y frías en verano.
  2. Ahorro de tiempo: entre dos y cuatro meses. Por ejemplo, una casa de 250m2 se puede construir y terminar en aproximadamente cuatro meses, incluyendo la pintura y los acabados. También, la obra es más limpia y no se necesita sacar tanto escombro como en la construcción de hormigón y ladrillo
  3. Ahorro espacial: la superficie útil de una casa de madera es en efecto más grande por el hecho de que el espesor máximo de los muros exteriores es menor que en las construcciones de ladrillo.

A parte de sus características estructurales, las casas de madera canadienses disponen de las mismas instalaciones y comodidades que en las construcciones tradicionales. Otra ventaja es que la mayoría de constructores de casas canadienses de madera en España permiten al propietario diseñar y personalizar la construcción en función de sus necesidades.

El precio, entonces depende del tipo de diseño que cada propietario le quiera dar, pero se calcula que pueden llegar a ser un 15% más baratas que las casas de ladrillo tradicionales.

Para los que aún tenéis dudas sobre su resistencia y durabilidad, cabe señalar que des de hace 2 siglos, es el sistema más utilizado en Estados Unidos, Canadá y algunas zonas del norte de Europa, donde el clima puede ser más extremo que en España, tanto en invierno como en verano.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Deja tu comentario!

Foto 1: Pinterest
Foto 2: Pinterest

Canexel Construcciones

Comments

  1. Por Sara

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario