Claves para conseguir una hipoteca con los tiempos que corren

Claves para conseguir una hipoteca con los tiempos que corren
Valora este articulo

El mercado hipotecario español ha cambiado radicalmente como consecuencia de la crisis. Mientras que antes se concedían préstamos e hipotecas a diestro y siniestro, ahora los bancos han cortado el grifo y para conseguir financiación hace falta prácticamente un milagro.

Estamos pagando las consecuencias de unos años en los que, el dinero era abundante y barato porqué, entre otros factores, los tipos de interés eran muy bajos. Esto provocó que, con la complicidad de los bancos, muchas personas sin ahorros y de bajos ingresos se endeudaran para comprar pisos.

A pesar de este contexto desolador, no está todo perdido. Si bien no puedes hacer magia y la decisión final está en manos de los bancos, hay algunas cosas que dependen de ti.

De modo que, si por ejemplo, has encontrado tu piso ideal en Barcelona y quieres comprarlo ten en cuenta las siguientes claves:

  1. !Compara! ve banco por banco, pregunta, infórmate bien y compara las hipotecas que ofrecen cada uno de ellos. No descartes los bancos online. No olvides que tú eres el cliente y que tú eliges el banco.
  2. Hazles un favor. Los bancos han acumulado tal excedente de viviendas que no saben cómo sacárselas de encima. Si te interesas por una de las suyas, podrás negociar unas mejores condiciones.
  3. Sé realista. No cometas el mismo error que ha llevado a tanta gente a sufrir por no poder hacer frente a la deuda del préstamo. Valora el precio de la vivienda y tus ingresos. La cuota hipotecaria no debe superar nunca el 35% de tus ingresos mensuales.
  4. Cuestión de confianza. Si vas a pedir la hipoteca a tu banco habitual, eres cliente desde hace años y tienes allí otros productos como planes de pensiones o seguros, enfoca la negociación hacia este lado. Ellos conocen tu historial financiero y si y has demostrado ser un cliente sólido les darás más confianza.
  5. Gana puntos extra. Para que te den una hipoteca, se requiere una entrada que suele ser del 20%. Ganarás puntos si puedes incrementar ese porcentaje inicial. Este gesto puede incluso ser un elemento positivo para la negociación de los intereses.
  6. Compártela. Si estás casado o en pareja, tenéis un proyecto de vida juntos y ambos trabajáis, poneros a los dos como titulares de la hipoteca. Aunque puede pasar, es más difícil que ambos os quedéis sin trabajo al mismo tiempo y eso le dará más seguridad al banco.

Sobretodo ten paciencia, infórmate bien y asegúrate de que entiendes las condiciones de los préstamos. Busca ayuda de especialistas si no te sientes cómodo con los conceptos y términos que implica firmar una hipoteca.

Sigue todas las noticias sobre hipotecas en api.cat

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario