Los otros trámites de la hipoteca

Los otros trámites de la hipoteca
Valora este articulo

Como hemos dicho muchas veces en el blog, una hipoteca es una de las decisiones, si no de las más importantes de tu vida, la que más te va a afectar económicamente. Además, firmar una hipoteca es todo un proceso que tiene distintas fases, cada una de las cuales tiene una repercusión en el precio final de la vivienda y que debes conocer. ¡Te las resumimos!

La firma del contrato privado

Antes de firmar la escritura pública de compraventa, se firma un contrato privado entre el comprador y el vendedor de la vivienda. No es obligatorio pero según la ley es un contrato válido cuyas obligaciones se deben cumplir.

Si vas a comprar un piso en Tarragona, éstos son los factores que debes revisar antes de firmar el contrato privado:

  • Asegurarte de que esté libre de cargas, comprueba si tiene hipoteca, si hay un embargo en proceso o que la vivienda no incumpla ninguna legalidad urbanística.
  • Que esté al día de las cuotas de la comunidad de propietarios.
  • Los gastos derivados de la compraventa de la vivienda deben figurar en ese contrato especificando de qué gastos se hace cargo cada parte.
  • El precio final y la firma de las arras, también deben figurar en el contrato privado.

No firmes nada si no estás seguro y en caso de que tengas dudas, busca asesoramiento. Algunas personas deciden firmar este contrato con el asesoramiento de un abogado o notario que resuelva todas las dudas.

La escritura pública de compraventa

La escritura pública de compraventa es el documento que se firma ante notario mediante el cual las partes declaran su voluntad de comprar o vender y las condiciones de dicha operación de compraventa. No es obligatoria si no se pide una hipoteca, cosa que hacen el 90% de los mortales con un trabajo y un sueldo estándar.

Al ser un documento firmado ante notario, da seguridad jurídica y es una prueba contundente en caso de tener que acudir a los tribunales. Los honorarios de los notarios están regulados por la Administración y dependen de factores como el precio del inmueble, de si existen avalistas, del número de copias de la escritura o, incluso, de su extensión. Además, recuerda que hay que pagar por dos escrituras: la de compraventa y la de la hipoteca. En total pueden llegar a ser entre 600 y 1.000 euros.

Pago de los impuestos e inscripción en el Registro de la Propiedad

Después de haber firmado la escritura pública hay que pagar los impuestos e inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad, que también tiene un coste, alrededor de 350 euros. Los impuestos son el mayor desembolso para el comprador, que varía en función del precio y de si es una vivienda nueva o de segunda mano.

Si decides hacer ambas gestiones por tu cuenta infórmate bien de los plazos para no ser sancionado. En caso de querer despreocuparte de esto, puedes tramitarlo a través del notario, pagando, claro.

En resumen, firmar una hipoteca no es solo el acuerdo con el banco, hay más procesos que pasar y gastos que afrontar. A modo de resumen, los gastos derivados de la compraventa de una vivienda van desde el pago al notario, al Registro de la Propiedad, a la gestoría, el IVA, el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), el impuesto de Transmisiones Patrimoniales (TPO) y el IRPF.

¡Casi nada!

Visto en: Consejo General del Notariado

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario