Lo mejor y lo peor de vivir en un ático en Barcelona

Lo mejor y lo peor de vivir en un ático en Barcelona
Valora este articulo

Ático en BarcelonaPodría decirse que es una simple cuestión de gustos, pero en el caso de los áticos, la cosa va más allá. Los expertos en la venta inmobiliaria coinciden al afirmar que el cliente que quiere vivir en un ático, ya sea de compra o de alquiler, lo tiene claro, no acepta ningún otro tipo de vivienda. Y es que, vivir en un ático en Barcelona permite disfrutar de unas vistas increíbles. No hay nada mejor que llegar a casa del trabajo y relajarte mirando el skyline barceloní, unas vistas que no tienen precio, ¿o tal vez sí?

Pero, como todo tiene su cara y su cruz, en Api.cat te mostramos algunos de los pros y contras de vivir en un ático en la capital catalana.

Razones para comprar un ático

  • Las mejores vistas. Sin duda ésta es su mejor baza. La altura es uno de los aspectos más valorados por los clientes potenciales de un ático. Esto significa que la compra de un ático es un acto donde la sensación de libertad y bienestar ganan el pulso a las razones más prácticas como el precio o la ubicación.
  • Luminosidad. Ésta es otra de las características que junto con las vistas enamoran al cliente de los áticos.
  • Tranquilidad. El hecho de no tener vecinos arriba es la garantía perfecta de que el propietario o inquilino de un ático nunca será molestado con ruidos procedentes del inexistente piso de arriba.
  • Privacidad. Las dimensiones poco habituales de la gran terraza que suele tener un ático, permitirán que su morador goce de la privacidad que no encontraría en otro piso.

Terraza de un ático en BarcelonaExcusas para no comprar un ático

  • Más caro que el resto. Normalmente, los áticos tienen un precio que oscila entre un 20 y un 30% más que el resto de pisos del mismo edificio. A pesar de ello, su atractivo es tal, que siempre es uno de los pisos que se venden antes.
  • Más calor en verano. Lamentablemente, al ser la última planta, las temperaturas en verano suelen ser más elevadas que en cualquier otro piso. Aunque éste no es un problema que no se pueda resolver con la instalación de un aparato de aire acondicionado.
  • Más frío en invierno. La misma razón que explica por qué los veranos son más calurosos en un ático, es la que nos sirve para entender por qué los inviernos son más crudos. Además, un problema que se deriva de esta situación es el aumento del gasto energético durante los meses del frío. Un dato a tener en cuenta.
  • Riesgos para lo más pequeños. La cruz de esas maravillosas vistas que suele tener un ático la encontramos en el peligro que entrañan las alturas para los niños, ya que se pueden subir a las barandillas con el evidente peligro que conlleva.

Tanto si eres de los que siempre has pensado que te encantaría vivir en un ático, como si te acabamos de convencer, no lo dudes, llama a tu agente de la propiedad inmobiliaria y poneos manos a la obra para encontrar el ático de tus sueños.

¿Has pensado en vivir en un ático? ¿Qué es lo que más te atrae de este tipo de vivienda? ¿Y lo que te frena a la hora de comprar o alquilar uno?

Foto: Pinterest
Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario