Razones para vivir en una casa de campo

Razones para vivir en una casa de campo
Valora este articulo

Vivir en una casa de pueblo

Casa de campo

¿Cuántas veces has pensado en los últimos años en hacer las maletas y dejar atrás la ciudad? Probablemente más de una y de dos. El atractivo de una vida más tranquila y también más económica es tentador, pero también es verdad que la vida en las grandes urbes como por ejemplo, la ciudad de Barcelona, tiene también muchos otros atractivos difíciles de obviar. Al margen de los gustos personales de cada uno frente a la vida en un pueblo o en la ciudad, que es, en definitiva, la razón principal para mudarse, en Api.cat te mostramos algunas razones más objetivas para dejar el asfalto.

Mayor calidad de vida

El estrés ocasionado por las prisas, el tráfico, la contaminación o el ruido se diluyen como por arte de magia cuando vives en un pueblo. Y lo más importante, recuperarás el tiempo que perdías en transporte para ir a la oficina, al supermercado o a llevar a los niños al colegio. Ahora, sólo tienes que dar un paseo para llegar a cada uno de esos sitios.

Precios más asequibles

Sólo tienes que echar un vistazo y comparar los precios que actualmente registra la vivienda en un entorno rural y otro urbano. Tan grande es la diferencia que quizá sea la única manera de tener la posibilidad de acceder a la compra de una vivienda.

Una vida más barata

Además de una vivienda con precios accesibles, es importante recordar que también los gastos relacionados con la propiedad inmobiliaria se reducen ostensiblemente, como por ejemplo, los impuestos. Y otros, simplemente, desaparecen, como los gastos de la Comunidad de Propietarios.

Más espacio para ti y tu familia

La mayoría de los inmuebles que encontramos en un pueblo serán casas con varias habitaciones, un salón y una cocina con mucho más espacio del que puedas imaginar en cualquier piso de una gran ciudad. Además, en el caso de que tengas familia numerosa, sin duda, ésta será una de las razones más convincentes para plantearte el cambio a la vida rural.

Una vida profesional por estrenar

Uno de los primeros inconvenientes que uno encuentra al plantearse un traslado de estas características es el que se refiere al trabajo. Y es que, obviamente es uno de los más importantes, dado que es el que nos reporta los ingresos necesarios para pagar las facturas.

En este aspecto, a priori nos planteamos dos situaciones: Tienes la posibilidad de trabajar desde casa y, en ese caso, no habría problema; Tu profesión no admite el teletrabajo. En este caso, podrías valorar la posibilidad de cambiar tu trabajo adaptándote a tu nueva vida. Una de las opciones más aceptadas es la de dedicarse al turismo rural y crear una casa rural. Nunca es tarde para empezar de nuevo.

A todas estas razones para vivir en una casa de pueblo, sólo faltaría añadir una más, que sin duda es la más importante: Porque es lo que más te gustaría hacer.

¿Qué te parecería vivir fuera de la ciudad? Comparte tu opinión con nosotros. Nos encantaría conocerla.

Foto: BIT Comunicación

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario