¿Se puede recuperar un inmueble alquilado por causa de necesidad?

¿Se puede recuperar un inmueble alquilado por causa de necesidad?
2.5 (50%) 4 votes

Vivir de alquiler tiene ventajas e inconvenientes. Una de las cosas que más preocupan tanto a arrendadores como a arrendatarios es la posibilidad de recuperar la vivienda en caso de necesidad, por parte del propietario, o la seguridad de que el propietario va a cumplir con el plazo del contrato, por parte del inquilino.

Y lo cierto es que los contratos de arrendamiento se hacen para que ambas partes se obliguen a cumplirlo, pero la vida da muchas vueltas y se pueden presentar situaciones inesperadas en que uno u otro se vea obligado a romper el acuerdo al que habían llegado respecto al plazo del alquiler.

En caso del propietario, puede suceder que por circunstancias personales, como por ejemplo un divorcio, de repente necesite disponer de la vivienda que te ha alquilado. Si estás en un piso de alquiler en Tarragona y el propietario te lo reclama antes de vencer el contrato, esto es todo lo que debes saber.

Desde la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) del pasado 6 de junio del 2013, los términos referentes a la duración de un contrato de arrendamiento han cambiado.

Ahora, según el artículo 9.3 de la LAU, el propietario de una vivienda alquilada puede recuperar su vivienda antes de tiempo para utilizarla como residencia habitual, para él o un familiar de primer grado de consanguinidad o por adopción (padres, madres, hijos) o para el cónyuge (si hay sentencia firme de divorcio o nulidad matrimonial).

Para hacer efectiva la reclamación de la vivienda, debe haber transcurrido al menos un año desde la firma del contrato, y el propietario debe comunicártelo con, al menos, dos meses de antelación. Antes de la reforma de la ley, el propietario estaba obligado a arrendar su vivienda, como mínimo, cinco años.

Pero no basta solo con comunicártelo, el propietario deberá aportar la documentación que acredite el motivo por el que necesita recuperar la vivienda, como por ejemplo, la sentencia del divorcio.

Una vez hayas desalojado el piso, el propietario o sus familiares tienen 3 meses para ocupar la vivienda que te han reclamado. Si el piso en cuestión no se ocupase en los siguientes 3 meses, tienes derecho a pedir que te restituyan en un plazo de 30 días y por una duración de tres años.

Si llegas a este extremo y te lo conceden, también podrías pedir una indemnización por los gastos que el desalojo y la mudanza te hayan  ocasionado.

¿Te ha servido de ayuda esta información? ¡Cuéntanoslo!

Foto: Pinterest

Comments

  1. Por Andrés

    • Por Anna Gaya

  2. Por olga

    • Rebeca Pérez Por Rebeca Pérez

  3. Por Mariano

    • Rebeca Pérez Por Rebeca Pérez

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario