Se suaviza la reforma fiscal para la venta de viviendas de segunda mano

Se suaviza la reforma fiscal para la venta de viviendas de segunda mano
Valora este articulo

Hace tan solo unos días hablábamos en un post de api.cat sobre si te convenía vender tu casa antes o después del 2015, teniendo en cuenta el ‘sablazo’ que se contemplaba en la reforma fiscal. Pues bien, los que tenéis pisos o casas de segunda mano para vender, en Barcelona o en cualquier parte de España, y os quedasteis preocupados por este tema, parece ser que podéis respirar un poco más tranquilos, al menos de momento.

Según las últimas noticias, el Gobierno optaría por suavizar, finalmente, el golpe fiscal a la venta de vivienda de segunda mano que escondía la reforma fiscal. Ante el aluvión de críticas y presiones, el Senado está estudiando una enmienda al proyecto del IRPF para mitigar el efecto que tendría la supresión del coeficiente de abatimiento.

Como te contamos en el post anterior, esta medida sirve para corregir el efecto que tiene la inflación y la subida de los precios, sobre las casas adquiridas antes de diciembre de 1994. Es decir, que hasta ahora Hacienda aplica ‘descuentos’ para compensar la actualización de los precios de la vivienda ya que,  por ejemplo,  el valor que tenían 2 millones de pesetas en los ’70 no son los que tienen ahora 12.000 euros.

La eliminación de este coeficiente a partir del 1 de enero del 2015 significaba que las personas que vendieran un piso o casa adquirida antes de diciembre de 1994 y fueren menores de 65 años, tendrían que pagar mucho más a Hacienda que si la vendieran antes del 31 de diciembre del 2014. Y no solo afectaba a viviendas, también a los bienes patrimoniales (joyas, antigüedades, obras de arte, títulos y valores), siempre se vendan con una ganancia.

Ahora, con esta enmienda se propone que se mantengan los coeficientes de abatimiento para las ganancias patrimoniales hasta que la suma acumulada de valor de transmisión de los bienes no supere los 400.000 euros.

¡Pero ojo! en ese límite de 400.000 euros son acumulativos, es decir, se tendrán en cuenta todos los bienes que se vendan a partir del 1 de enero de 2015 y que se hayan beneficiado de la aplicación de los coeficiente de abatimiento. Dicho de otra manera, si una persona vende en 2015 una casa en Tarragona por 300.000 euros con los requisitos para aplicar los coeficientes de abatimiento, solo le quedarán 100.000 euros en el futuro para beneficiarse de este ‘perdón’ fiscal.

Por este motivo, en el caso que tengas varias viviendas en venta bajo estos requisitos, si sus beneficios de venta van a sumar más de 400.000 euros, sí que te conviene librarte de alguna de ellas antes de finalizar este año.

Por otro lado, cabe recordar que el coeficiente que sí mantiene su eliminación en la reforma es el coeficiente de actualización monetaria, por lo que se seguirá pagando un poco más, pero bastante menos que con la idea inicial de la reforma.

¿Te ha reconfortado esta noticia?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario