¿Seguimos queriendo ser propietarios?

¿Seguimos queriendo ser propietarios?
Valora este articulo

¿Comprar o alquilar?Conocer las motivaciones de compra o alquiler de los clientes potenciales es, sin duda, la pieza clave para preparar una buena estrategia para vender o arrendar cualquier vivienda. Por esta razón, en Api.cat nos hacemos eco de los datos que arroja un estudio sobre la motivación en este ámbito y que concluye que los españoles que compraron una vivienda en 2014 lo hicieron en su mayoría para mejorar su vivienda actual, mientras que los que alquilaron, lo hacían por movilidad geográfica. Veamos más detalles.

Compramos por seguridad

Es interesante conocer y analizar las motivaciones que llevan a las personas a adquirir un piso. Según el estudio mencionado (fotocasa), el 44% de los encuestados decidió comprar en lugar de alquilar porque consideró que era una inversión a largo plazo, mientras que el 23% le movió la idea de que alquilar es “tirar el dinero”.

Además, el 18% de los compradores, se hicieron con una vivienda con la vista puesta en la jubilación. Es decir, como una forma de ahorrar ante la dificultad de cobrar unas pensiones.

A parte de estas razones económicas, entre las causas más personales que empujaron a la compra en 2014, destacan el hecho de querer mejorar la vivienda actual (36%), ampliar la familia (34%) o independizarse o irse a vivir con la pareja (18%).

Además, sólo el 13% de los propietarios compraron la vivienda como segunda residencia, mientras que para 71% era primera residencia.

En conclusión, en 2014, la compra de la vivienda está protagonizada por personas que, en su mayoría, ya tenían una vivienda y que querían mejorarla. Por otro lado, los que invirtieron (14%) en un bien inmueble, lo hicieron por diversas razones, siendo uno de los más habituales el asegurarse un refugio para las adversidades o la jubilación.

Alquilamos por obligación

Los jóvenes prefieren alquilarSegún el mismo estudio, el sentimiento de propiedad tan arraigado entre los españoles, va perdiendo fuerza entre los más jóvenes, que consideran el alquiler como una forma de salvaguardar su libertad frente a la atadura que supone una propiedad. Una conclusión interesante a la que se suman otras que se desprenden de datos como que el 33% de los que alquilaron en 2014, lo hizo por un cambio de trabajo, por delante de aquellos que quisieron mejorar la zona o el domicilio actual (32%), los que aumentaron la familia (22%), se independizaron o se fueron a vivir con su pareja (21%) o los que se separaron de ella (14%).

Así pues tenemos el cambio de trabajo como motivación principal para alquilar un inmueble, y querer mejorar la vivienda, como razón mayoritaria para comprar en lugar de alquilar.

Conocidas las razones, ya tenemos la base sobre la que elaborar un plan estratégico que las tenga en cuenta.

¿Crees que ser propietario de un inmueble está perdiendo valor entre los españoles? Danos tu opinión. Nos interesa.

Foto: domesticatueconomia
Foto: trabajarenfrancia

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario