Todo lo que debes saber sobre los avales de alquiler

Todo lo que debes saber sobre los avales de alquiler
Valora este articulo

Si has alquilado un piso alguna vez, seguramente te hayas encontrado con que el propietario te ha pedido un aval, sobretodo si has alquilado en grandes ciudades como Barcelona, donde hay mucha demanda de vivienda y los arrendadores buscan tener las máximas garantías de pago posibles.

Además, la crisis y el miedo a los impagos ha hecho que muchos propietarios que anteriormente no lo pedían, se hayan decantado por exigir un aval, además de la fianza, como condición para cerrar el acuerdo.
En api.cat te contamos todo lo que debes saber sobre el aval para alquiler de un piso. ¡ Que no te pillen desinformado!

¿Qué es un aval para alquiler y qué utilidades tiene?

El aval bancario es una garantía adicional a la fianza que el arrendador puede pedirle al inquilino para asegurarse el cobro de varias mensualidades en caso de que éste deje de pagar. En el caso del alquiler, el propietario puede exigir dos tipos de avales:

  •    Un aval personal: es decir otra persona, generalmente un familiar, que asuma los pagos del inquilino en caso de que éste deje de pagar.
  •    Un aval bancario: en este caso es una entidad financiera la que responde de los pagos si el inquilino deja deudas pendientes. En cuanto a fiabilidad para el propietario este tipo de aval da más seguridad, sin embargo, el inquilino puede tener dificultades para conseguirlo ya que el banco tendrá que hacer un estudio previo de su solvencia y seguramente le cobre gastos de gestión y/o mantenimiento.

¿Es legal pedir un aval para un alquiler?

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en su artículo 36, que regula la obligatoriedad de pagar un mes de fianza dice además que: “Las partes podrán pactar cualquier tipo de garantía del cumplimiento por el arrendatario de sus obligaciones arrendaticias adicional a la fianza en metálico.”

Es decir, la ley sólo establece la obligatoriedad de abonar un mes de fianza y deja abierto al pacto entre las dos partes otras medidas de garantía de cobro adicionales.

¿Cómo se consigue el aval bancario de alquiler y cuánto cuesta?

El inquilino debe solicitárselo al banco y éste suele hacer un estudio de solvencia del inquilino, y solo se lo concederá si se cumplen las condiciones establecidas por la misma entidad. Según el tipo de inquilino puede hacer dos cosas:

  • Avalar solo un período de tiempo determinado y una vez cumplido ese plazo, se debería renovar, gestiones que tienen un coste asociado.
  • Pedir que el inquilino deposite el importe del aval en el banco quedando esa cantidad inmovilizada mientras dure el aval.

¿Cuánto cuesta pedir un aval bancario para alquiler?

Los propietarios que exigen avales suelen pedir la cantidad equivalente a 3 o 6 meses de alquiler por lo que, además de las molestias que puede ocasionar tener ese capital inmovilizado, el inquilino debe sumarle el coste de las comisiones de apertura, cierra y/o mantenimiento que suele cobrar el banco y que oscilan entre el 0,5% y el 1% del importe avalado.

¿Te ha parecido útil esta información sobre el aval bancario de alquiler?

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario