Consecuencias del incumplimiento del contrato de alquiler

Consecuencias del incumplimiento del contrato de alquiler
4 (80%) 4 votes

El contrato de alquiler está para cumplirlo. Aunque parezca una perogrullada, el acuerdo entre un casero y un arrendatario se rige por obligaciones mutuas: el primero debe mantener al inquilino en el disfrute de la vivienda y el segundo abonar la renta correspondiente. Por ese motivo, en caso de incumplimiento del contrato de alquiler, las consecuencias jurídicas son diversas:

  • El inquilino que decide romper unilateralmente el contrato sin que se haya agotado el plazo o se haya demorado en el pago de alguna cuota puede ser demandado por el casero y éste tiene derecho a reclamarle una indeminazación. Si no hay acuerdo previo entre las partes, la cantidad la fijará un juez.

Consecuencias incumplimiento contrato alquiler

El desistimiento o incumplimiento del contrato de alquiler está contemplado en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), siempre que hayan pasado más de tres años desde el acuerdo. Si el tiempo transcurrido es inferior, los tribunales decidirán sobre el importe de la indemnización. Aunque existes otras sentencias judiciales contrarias, en la 423/12 de 5 de Julio, la Audiencia Provincial de Barcelona concluye que “el desistimiento del arrendatario previo al cumplimiento del plazo contractual no está permitido y de verificarse debe pagar toda la renta del periodo que reste por cumplir”.

¿Es posible irse de un piso de alquiler antes de que finalice el contrato?

  • Imagina que tienes una piso en alquiler en Terrassa, debes pactar con el inquilino la duración del contrato en el momento que firmas el contrato. Si no existe este pacto, la ley entiende que el plazo es de un año.
  • Después de un año, el arrendador puede prorrogar el contrato por plazos de un año hasta los 3. El pacto establece obligaciones para el inquilino, pero también para el casero. De esta forma, ambos de se comprometen y cualquier incumplimiento del contrato de alquiler tiene consecuencias.
  • Si por razones laborales o personales, el inquilino ha de cambiarse de residencia, el aviso al propietario debe darse un mes antes de que cuando finalice el año de contrato. En caso contrario, también existirán consecuencias por el incumplimiento del contrato de alquiler.
  • El propietario, incluso en caso de causas mayores, no puede abandonar el piso unilateralmente porque se considera incumplimiento de contrato y está obligado a abonar la indemnización correspondiente.
  • A nivel judicial, el propietario tiene las de ganar. Por eso, si el inquilino tiene previsto abandonar la vivienda, lo más lógico es que hagan un pacto. El arrendador se ahorra los costes judiciales, que se sitúan en los 6.000 euros de media por proceso, según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y el arrendatario evita una sentencia judicial desfavorable.
  • El inquilino debe actuar con buena fe y comunicarle al propietario que tiene previsto abandonar la vivienda y ayudarle a encontrar un sustituto. Según el contrato, la vivienda no puede quedarse vacía, por lo que el arrendatario pagaría el alquiler hasta que aparezca una nueva persona. Si no encuentran a un sustituto, una opción razonable es que el arrendador ponga un plazo de dos meses para encontrarlo. Este pacto natural aleja la posibilidad de que se produzcan consecuencias por el incumplimiento del contrato de alquiler.

Foto: Vivalimno

Comments

  1. Por Sergi

    • David Rodríguez Por David Rodríguez

  2. Por Dani

    • David Rodríguez Por David Rodríguez

  3. Por ivan

    • David Rodríguez Por David Rodríguez

  4. Por M.D.

    • David Rodríguez Por David Rodríguez

  5. Por Marta

  6. Por Virginia

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario