Vocabulario básico del alquiler

Vocabulario básico del alquiler
Valora este articulo

En anteriores posts, te hemos comentado cómo funciona el contrato de alquiler o la forma de preparar una vivienda para alquilarla. Ahora, te vamos a definir de forma sencilla el vocabulario básico del alquiler para que sepas identificar los términos más usados.

1. Arrendador

Es la persona jurídica o empresa propietaria del inmueble. Al pertenecerle la vivienda, decide libremente ofrecerla en arrendamiento.

2. Arrendatario

Persona o empresa que se beneficia del uso del piso o casa a cambio de una cuota de alquiler pactada con el propietario. Así, abona una renta mensual para garantizarse el derecho de utilizarla.

3. Fianza

Se trata de un depósito equivalente a una o dos mensualidades de la cuota de alquiler destinada a sufragar los impagos o los destrozos del piso que acabas de arrendar en L’Hospitalet de Llobregat. La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) indica que la fianza no se podrá actualizar durante los 3 primeros años del contrato.

4. Desistimiento

La situación se produce cuando el propietario o el inquilino deciden romper con el contrato de alquiler. En un acuerdo pactado superior a los 5 años, el arrendatario podrá cancelarlo si no ha pasado ese periodo con la obligación de avisar con dos meses de antelación.  En los contratos que duran menos de 5 años, el propietario puede hacer que se cumpla el acuerdo o recibir una indemnización proporcional.

5. Actualización de la renta

Con la nueva LAU, que entró en vigor en 2013, el precio de la renta de alquiler puede ser actualizado libremente entre el propietario y el inquilino. La cuota solo se podrá modificar a partir de que se cumpla un año del contrato. En caso de que no exista acuerdo, se podrá tomar como referencia el IPC.

6. Enajenación

En caso de que la vivienda se venda, done o se haga una permuta, el nuevo propietario deberá mantener las obligaciones del antiguo siempre que el contrato de alquiler esté inscrito en el Registro de la Propiedad. Si no lo está, el contrato puede extinguirse pero el inquilino podrá exigir que se cumpla durante tres meses más.

7. LAU

La Ley de Arrendamientos Urbanos se actualizó en 2013. La anterior modificación era de 1994. Entre las novedades que introduce, se encuentran la libertad de pactos entre el propietario y el inquilino, el sometimiento al Código Civil en caso de desacuerdo y la reducción de la duración del contrato.

8. Duración del contrato

La nueva LAU establece un plazo de 3 años en vez de los 5 de la antigua. Cuando acabe el plazo, el contrato se renovará automáticamente salvo que se indique con un mes de antelación. Si no se avisa, la renovación será de un año.

9. Derecho de adquisición preferente

Si el propietario decide vender su vivienda, el inquilino tendrá un derecho de adquisición prioritario sobre el inmueble. En caso de que el arrendatario renuncie, el arrendador deberá comunicar la compraventa como mínimo 30 días antes.

10. Subrogación

La LAU permite la posibilidad de renunciar a mantener los derechos como propietario en casos de divorcio o fallecimiento de las personas que convivan con él. Eso si, solo lo permite si los contratos de alquiler son superiores a los 3 años.

Foto: Mi Seguro 10

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario