5 errores al reformar tu casa que reducen su valor

5 errores al reformar tu casa que reducen su valor
Valora este articulo

Antes de vender tu casa, has realizado una serie de reformas para hacerla atractiva y que incremente su valor de venta. En algunas ocasiones, si no lo has consultado con profesionales y te has asesorado con especialistas, tus ideas para comercializar fácilmente tu vivienda se te pueden volver en contra. Por eso, vamos a contarte los 5 errores habituales que se cometen al reformar una casa y que hacen que pierdan valor a la hora de venderla.

reformas_vivienda

1. Dejar sin arreglar las pequeñas averías

A veces en los pequeños detalles, está la clave para vender más fácilmente tu casa de Terrassa. Te conviene gastar una pequeña cantidad de dinero en arreglar pequeñas averías, como grifos, ventanas, puertas o tuberías. Si optas por evitar estas pequeñas reformas, el valor de tu inmueble se puede reducir considerablemente, ya que si no las haces denotas dejadez y falta de interés. Al visitar tu casa, tu futuro comprador, te exigirá una rebaja en el precio de venta o que corras tu con los gastos si comprueba que las reparaciones están todavía por hacer. Nuestro consejo es que tengas en cuenta que recuperarás la inversión en poco tiempo.

2. Una vivienda sobreprotegida

No dudamos de tus buenas intenciones al personalizar tu casa con las cortinas que te gustan o con las paredes pintadas con colores vivos. Pero la decisión te puede costar cara. Te lo explicamos. Quieres sobreproteger tu casa, haciéndola especial y diferente al resto de los inmuebles de la zona. Pero tal vez, tu comprador no busque eso. Si tu casa es más cara, se irá a las más baratas. Simplemente se trata de facilitar que el comprador de tu vivienda se imagine que allí estará su hogar. Para ello, decora y reforma con neutralidad.

3. Prescindir de los profesionales para las reformas

Si te dispones a reformar tu casa, lo más conveniente es que cuentes con los servicios de un profesional. Recuerda la frase de lo barato sale caro. Un error común es pensar que contratar a profesionales es más un gasto que un ahorro. Si trabajas con un arquitecto, decorador o agente inmobiliario tendrás beneficios que se traducirán en un incremento del valor de tu vivienda a corto y a medio plazo. En este caso, los materiales, los trabajos o la normativa te ayudarán a mejorar el posicionamiento del inmueble en el mercado.

4. No reformar las instalaciones

Si tu casa de Sitges es antigua, piensa que el comprador valorará que sea histórica y que las instalaciones funcionen perfectamente. Entre éstas, se encuentran los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Además, te pueden ayudar para incrementar el valor de tu vivienda, acciones como mejorar el aislamiento térmico y la sustitución de las ventanas. ¿Has revisado como funciona el agua caliente y las tuberías del baño? La seguridad y la salubridad son claves que impulsan el valor de la casa. En caso contrario, restan.

5. Ignorar las energías renovables

Aprovecha que quieres vender tu vivienda para dotarla de un sistema energético que utilice como base las energías renovables. Las viviendas unifamiliares, las casas urbanas y las rurales son los tipos de inmuebles que más posibilidades presentan para hacer la instalación porque disponen de más espacio. Allí, el ahorro también es mayor. La fotovoltaica, la biomasa y la solar térmica son algunas de las opciones.

¿Has realizado reformas recientemente para aumentar el valor de venta de tu piso? Cuéntanos cuáles han sido y envíanos un comentario para saber si te han funcionado.

Foto: Tadeco

Comments

  1. Por Paz

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario