Cómo escoger un vecindario

Cómo escoger un vecindario
Valora este articulo

Al comprar una nueva vivienda una de las cosas más importantes es buscar bien el nuevo barrio. Una mala elección en este sentido puede ser fatal. Te contamos qué hacer para acertar al elegir un nuevo vecindario.

elegir vecindario

Lo primero que necesitas es hacer una lista de tus necesidades y preferencias consensuada por toda la familia. Tened en cuenta lo siguiente:

BUSCAR:

Hará falta poder ir a pie a las compras diarias y las gestiones básicas: farmacia, panadería, alimentación, correo, templo, etc. Comprueba que dispones de todo. Verifica que hay un centro sanitario en la zona, con servicio de urgencias médicas en horas nocturnas y fines de semana. También servicios odontológicos, fisioterapéuticos o cualquier otro que tu familia use habitualmente.

El transporte es primordial: asegúrate bien de que la zona está comunicada con el destino que necesites habitualmente y con el centro de la ciudad, tanto en laborable como en festivo. Si hay más de un coche en casa o no tienes parking en el edificio, necesitarás zonas de aparcamiento. Considera las limitaciones de tus familiares: con ancianos te vendrá bien tener cerca un parque o un centro de día. Si alguien utiliza silla de ruedas, busca aceras accesibles y rampas.

¿Tienes hijos o piensas tenerlos? Necesitarás colegios: mira si los hay cercanos, visítalos en horario lectivo para ver el ambiente, entérate de su rendimiento. También te vendrán bien parques, guarderías, carril bici, etc. Si los chicos hacen actividades extraescolares, asegúrate de que tengan donde hacerlo y cómo trasladarse.

Procura también que haya posibilidades de deporte para todos: pistas de patinaje o tenis, gimnasio, piscinas… o si no puedes vivir sin la playa, ya sabes qué buscar. Para el ocio irá bien que haya restaurantes, comida a domicilio, cafeterías, paseos, cines, museos, o lo que más os guste. Una buena peluquería o un spa tampoco están de más. La comunidad de propietarios puede ser muy activa: reuniones, cenas, fiestas infantiles en el jardín, bailes junto a la piscina… ¿Te gusta ese ritmo? ¿O en cambio, lo odias? Infórmate, pondera, escoge.

vecinos problemáticos

EVITAR:

No deseas oír el tráfico de una circunvalación. ¿Hay un periódico cerca? Cuidado, las rotativas funcionan de noche y hacen mucho ruido. Un almacén de reparto implicará jaleo a primera hora, tal vez antes de que os levantéis. ¿Estaréis en el camino que usan las ambulancias para llegar al hospital cercano?, las sirenas se oyen aún con los ventanales cerrados. Asegúrate de que el bar de al lado respeta la normativa sobre ruidos y horarios.

Un vecino problemático es mucho más que una piedra en el zapato: será bueno que trates de hablar con algunos propietarios de tu edificio o de las casas cercanas, y te enteres de si hay alguno conflictivo y el porqué. También es obligado visitar de noche la casa nueva para asegurarte de que tus vecinos tienen hábitos correctos.

Mejor si además también acudes a horas distintas del dia, por si la hija del vecino de abajo estudia piano o canto… Buff! No te olvides de hacer estas “visitas preventivas”. Vecinos ruidosos pueden llevarte a echar mano de la ley o de los somníferos, y no querrás que suceda ninguna de las dos cosas, ¿verdad?

Pero de noche no sólo puedes tener problemas con los vecinos. En esa misma visita nocturna aprovecha para tomarle el pulso a la noche del barrio. Tal vez descubrirás un local nocturno que de día no se ve con ruidos o peleas. ¿En la calle se puede ver alterne, mendicidad o drogadicción? ¿Hay pandillas o botellón?

Cualquiera de estas cosas puede hacerte la vida imposible, habla con los comerciantes, con la asociación de vecinos del barrio si la hay; consulta en el Ayuntamiento o en la Policía Local el nivel de inseguridad ciudadana de la zona. Entérate de si hay centros penales, de menores, de distribución de metadona, etc., tal vez prefieras evitarlos.

problemas con vecinos

CALCULAR:

Tal vez lo más importante para tí sea la cuestión económica. En ese caso, puede ser una buena opción renunciar a alguna de las cosas anteriores para hacerte con una vivienda en un “barrio con futuro”, para que con el tiempo la propiedad mejore su cotización. Pero si la zona es nueva, con los locales vacíos y aún en venta, no es seguro que lleguen a ofrecerte todos los servicios de proximidad que necesitas. Si dudas entre dos zonas, averigua cuál de ellas está en mejor posición en el mercado: su precio sube más, baja menos, o hay más demanda.

Entérate también de si está previsto hacer alguna macro-construcción en la zona: puede ser bueno para la revalorización. Pero también es pesado vivir un corte de calles y obras por construcción de una línea de metro o un gran parking subterráneo. Si piensas mudarte en poco tiempo, tal vez no merezca la pena aguantar las molestias.

buscar barrio

DESCANSAR:

Para solucionar todo ésto lo tienes fácil: acude a un API con tu lista de necesidades y preferencias. Él conoce a fondo la ciudad y sus pormenores, te asesorará sobre todas las cuestiones anteriores, y resolverá para tí los problemas que el proceso de la compra pueda presentar. Encuéntralo en Api.cat.

asociación vecinos

foto 1: Pinterest
foto 2: Pinterest
foto 3: Pinterest
foto 4: Pinterest
foto 5: Pinterest 

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario