Crear buen ambiente en las Juntas de Propietarios

Crear buen ambiente en las Juntas de Propietarios
Valora este articulo

Crear buen ambiente En ocasiones, las Juntas de Propietarios pueden convertirse en auténticas batallas campales. Las tensiones acumuladas y los conflictos entre vecinos van calentando el ambiente hasta que tiene lugar la reunión, alguien enciende la chispa y explota la discusión. Es difícil evitar los problemas previos, pero lo que sí podemos hacer es  reconducir la reunión hacia la calma y serenidad. Desde Api.cat queremos sugerirte algunas ideas para crear un buen ambiente en la próxima Junta de tu Comunidad.

  • Crea un ambiente distendido

¿Qué puedes hacer para propiciar el marco adecuado para celebrar la Junta de Propietarios? Aquí tienes una idea fácil de poner en práctica. Si te presentas en la reunión con un detalle que haga que el momento sea más agradable, harás que todo empiece con buen pie. Una buena opción podría ser llevar una bandeja con unos canapés. De este modo, al menos, un buen principio está garantizado.

  • Muestra interés por los problemas ajenos

Probablemente, el origen de los conflictos de la Comunidad de tu piso de Lleida resida en la falta de comunicación. ¿Todos los vecinos hablan, exponen sus quejas, necesidades y problemas. Pero, muy pocos, escuchan a los demás? Si es así, aquí otra herramienta que puedes utilizar para mejorar el ambiente en las Juntas: fomentar la comunicación. ¿Cómo? Una buena forma es haciendo evidente tu interés sobre lo que tu vecino está diciendo. Para ello, puedes hacer alguna pregunta pidiéndole detalles sobre su intervención. Probablemente, eso le haga sentir bien, lo que contribuirá a relajar el ambiente.

  • Sé constructivo

ComunicaciónSi a pesar de haber comenzado de un modo correcto, los puntos del día os llevan a una situación encontrada en la que parece que hayáis llegado a un callejón sin salida, lo más importante será que ofrezcas soluciones. Aportar un punto de vista positivo que muestre optimismo y ganas por encontrar una vía hacia la resolución del problema, sin duda, apaciguará los ánimos.

Y es que, aunque casi siempre habrá alguien que salga perdiendo, también es posible llegar a un punto intermedio en el que todas las partes ganen y pierdan algo.

  • Zanja los temas

Si tiene lugar una discusión en un tono elevado, sería conveniente intentar dejarla resuelta antes de terminar la reunión. Tanto si eres uno de los implicados directamente en el asunto objeto del conflicto, como si tan sólo eres un vecino más presente en la reunión, tu actitud conciliadora puede ser muy positiva, tanto para resolver ese problema concreto, como para mantener la buena convivencia una vez se dé por finalizada la Junta.

La convivencia entre vecinos puede ser un remanso de paz o un tormento insoportable y, aunque es inevitable que surjan diferencias entre los propietarios, en la mano de todos está el poder resolverlas.

¿Cómo se desarrollan las Juntas de Propietarios de tu Comunidad? Cuéntanos tu experiencia.

Foto: BIT Comunicación
Foto: ceoe

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario