Pros y contras de alquilar habitaciones

Pros y contras de alquilar habitaciones
Valora este articulo

Alquilar una vivienda por habitaciones es una práctica muy común en grandes ciudades, como por ejemplo Barcelona o Tarragona, donde hay una gran concentración de estudiantes universitarios y trabajadores de temporada. Esta modalidad tiene ventajas, pero también inconvenientes, ¡Veamos cuáles son!

En primer lugar, debes saber que principalmente hay 2 formas de alquilar por habitaciones: en una, es el mismo propietario quién lo gestiona todo. En la otra, el inquilino tiene el consentimiento expreso del propietario para subarrendar habitaciones. Ambas son legales pero funcionan de manera distinta.

Si es el propietario quién lo gestiona, los contratos de alquiler por habitaciones se regulan mediante el Código Civil.

Si al contrario, es el inquilino quién se ocupa de alquilar las habitaciones, significa que entre él y el propietario existe un contrato de arrendamiento por la vivienda entera, con un acuerdo para poder subarrendar habitaciones y esto sí está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Inconvenientes

  • Si lo gestiona el propietario, al estar regulado por el Código Civil, ni él ni el inquilino están amparados por todas las garantías recogidas en la LAU, si no que tiene que haber un contrato para cada ‘inquilino de habitación’ en el que se establezcan los términos y condiciones del alquiler.
  • Las habitaciones y los espacios comunes deben estar amueblados y como propietario, tienes que establecer las normas de uso de esos espacios y materiales comunes, pudiendo llegar a sentirte como el director de un colegio mayor.
  • No dejan de ser personas que se ponen a vivir juntas y a veces, sin conocerse. La convivencia y los problemas que puedan surgir a raíz de ella pueden crearte auténticos quebraderos de cabeza.
  • Es más inestable que alquilar una vivienda entera y un continuo vaivén de gente que entra y sale, por eso, si lo gestionas tú mismo, como propietario tendrás que estar muy pendiente de ello.

Ventajas

  • Al establecer un precio por habitación, puedes llegar a sacarle más rentabilidad que fijando un precio por la vivienda entera.
  • Si no te interesa tener inquilinos fijos y con contratos de larga duración es una manera de sacarle rentabilidad a la vivienda sin comprometerte durante años.
  • Te puede servir para sacarle rentabilidad durante un período de tiempo en el que, por los motivos que sean, sabes que no vas a poder hacer uso de la vivienda.
  • Si alquilas por habitaciones como propietario, como los contratos se rigen por el código civil, tienes libertad de pacto y no debes ceñirte a los plazos y condiciones que establece la LAU.
  • En general, existe menos morosidad entre los inquilinos por habitaciones ya que muchos están respaldados por los padres, porque la cantidad es inferior a un alquiler completo y porqué los contratos son más flexibles.
  • Con la crisis, ha crecido la demanda de alquilar por habitaciones. Además, si lo gestiona el inquilino será él quién tenga la presión de buscar a los inquilinos y preocuparse de que las habitaciones no estén vacías para no tener que asumir esa parte del alquiler.

¿Eres propietario y alquilas por habitaciones? ¿Has alquilado habitaciones como inquilino alguna vez? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Foto 1: Pinterest

Foto 2: Pinterest

Comments

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario