Por qué hablamos de nuevo ciclo inmobiliario

Por qué hablamos de nuevo ciclo inmobiliario
Valora este articulo

Las estadísticas oficiales nos ofrecen datos sobre un cambio de escenario en la compraventa de viviendas. Entre los profesionales, también se observa un punto de inflexión. Por eso, desde Api.cat vamos a ofrecer 3 de las razones por las que creemos que podemos hablar de un nuevo ciclo inmobiliario. Entre éstas, se encuentran el ajuste en las nuevas promociones, la rebaja de los costes de producciones y el valor de la eficiencia energética.

1. Ajuste en el inicio de las nuevas promociones

La paralización en la construcción de nuevas promociones ha ayudado a reducir el stock de inmuebles en el mercado. De esta forma, se explica porque ahora no te cuesta tanto vender ese piso que tienes en Viladecans. Los expertos indican que, más importante que las viviendas que quedan sin vender, es saber que tipo de pisos o casas se quieren comercializar en la zona que opera el agente inmobiliario.

ciclo_inmobiliario

En 2007, se vendía sobre plano. Ahora, 8 años después, antes de vender una vivienda se realiza un estudio previo de la demanda y oferta de inmuebles en la zona. También se analiza el suelo en el que se va a construir o las posibilidades de rehabilitación del inmueble. Estos factores inciden y determinan el precio de venta final.

2. Coste de construcción de la vivienda

Paradójicamente, desde el inicio de la burbuja inmobiliaria, el precio de los materiales de la construcción ha aumentado considerablemente. Mientras el valor de los pisos descendía, el de lo costes aumentaba debido a la demanda de actividad por parte de los países emergentes. Además, los costes de formación derivados de la energía y el transporte también aumentaba.

Los requerimientos técnicos en las instalaciones de luz, agua o gas y los nuevos sistemas constructivos han provocado un alza de los precios. De esta manera, los costes de construir una vivienda en España se han situado al mismo nivel que la media de la Unión Europea. En el último año, éstos se han estabilizado por la menor demanda de los países emergentes. En este contexto, se puede hablar de un nuevo ciclo inmobiliario.

3. El valor de la eficiencia energética

El certificado energético es obligatorio desde el año 2013 para vender o alquilar un piso. A parte de la normativa, disponer de este sello eleva el valor de la vivienda. Pese a que un informe del Ministerio de Fomento muestra que solo 645.359 viviendas disponen de la certificación, el trámite que deben cumplimentar los promotores en las viviendas nuevas y en los propietarios en las usadas, aporta un activo más a la tarea de intermediación inmobiliaria.

Los propios datos de Fomento revelan un posible camino a seguir por los profesionales inmobiliarios: la rehabilitación. Así, un 20% del parque de viviendas que hay en España tiene más de 50 años de antigüedad, un 34% entre 30 y 50 y un 10% son inmuebles en mal estado.

¿Consideras que nos encontramos en un nuevo ciclo inmobiliario? Si has notado algún cambio en tu contacto diario con el sector, envíanos tu comentario.

Foto: Inmoley

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario