Nuevos activos de la vivienda: rehabilitación y eficiencia energética

Nuevos activos de la vivienda: rehabilitación y eficiencia energética
Valora este articulo

Es el momento de poner a la venta tu piso de Sant Cugat del Vallés. Hace unos años, al fijar su valor se tenía en cuenta el precio, la ubicación o la categoría fiscal. Actualmente, hay otros aspectos que actúan como nuevos activos de la vivienda: la rehabilitación, la eficiencia energética o la reducción del consumo eléctrico. El foco ahora ya no está en el coste del inmueble, sino en su mantenimiento. En Apì.cat, te detallaremos los nuevos activos:

rehabilitacion_vivienda

  • Rehabilitación

La paralización de las promociones privadas  y de la obra pública han provocado que la rehabilitación se haya convertido en una salida para los promotores inmobiliarios. Los datos de la consultora Aguirre Newman muestran que entre 2006 y 2012 se han duplicado los proyectos de rehabilitación en edificios.

La normativa del Ministerio de Fomento entiende por rehabilitación la adecuación estructural y funcional de la vivienda. En el caso de las obras, se refiere a los cambios en la superficie útil, la distribución, las instalaciones de agua, luz y gas o la ampliación del espacio habitable.

  • Eficiencia energética

Desde el 1 de junio de 2013,  es obligatorio disponer del certificado energético para vender o alquilar viviendas. El certificado, además de la calificación energética del edificio, tiene que ofrecer recomendaciones para mejorar los niveles de eficiencia energética. Este activo adquiere valor en un momento en que la crisis económica genera dificultades para que algunos ciudadanos satisfagan sus necesidades energéticas.

certificado_energetico

Una construcción eficiente evita las fugas energéticas. Los datos de la empresa Knauf concluyen que la energía que se consume en un edificio se escapa en un 30% de los casos por la cubierta, en un 25% por la fachada y en un 15% por los vidrios y marcos de las puertas. En cambio, los excesos energéticos se producen por los generadores de calor y frío y por las malas prácticas en aislamientos y en cerramientos.

  • Reducción consumo eléctrico

Tal como hemos comentado más arriba, un activo a la hora de vender el inmueble es que su mantenimiento sea asumible para el comprador. En una vivienda tipo, el consumo eléctrico con todos los electrodomésticos en reposo alcanza los 287W, lo que equivale a 29 euros mensuales. Pero si se desenchufan algunos cables innecesarios (televisor, móvil) y se baja la potencia del aire acondicionado y del horno y la vitrocerámica, el ahorro puede llegar a ser del 40% en el recibo de la luz. En este caso, los electrodomésticos, como las neveras de clase A+ permiten reducciones de consumo eléctrico de hasta el 75%.

Foto 1: Reformas Madrid
Foto 2: Oferplan

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario