Las plazas de garaje como forma de inversión

Las plazas de garaje como forma de inversión
Valora este articulo

Todos los que tienen que conducir cada día para ir al trabajo al centro de una gran ciudad como Barcelona, saben el estrés que puede producir no encontrar aparcamiento o tener que pagar diariamente la carísima zona azul o los abonos mensuales en aparcamientos privados. En estos momentos piensas: ¡Qué ideal sería tener una plaza de aparcamiento propia!

Y es que con el boom inmobiliario las plazas de garaje también alcanzaron precios desorbitados, sobretodo aquellas que están situadas en las zonas más céntricas y estratégicas. Se consideraba una buena forma de inversión, que nunca perdería valor y que en caso de alquilarla, aseguraba una rentabilidad.

La buena noticia, dentro de todo, es que al igual que ha sucedido con los precios de la vivienda, con la crisis también han bajado los precios de las plazas de garaje, en torno al 15,5% en Barcelona, pues muchos propietarios ‘atrapados’ por dificultades económicas han decidido poner en venta sus plazas de garaje para obtener liquidez.

El aumento de la oferta de plazas y el estancamiento de la demanda ha presionado los precios a la baja en general, en lo barrios más periféricos pero también en los más céntricos, aunque con distinta intensidad.

Pero ¿cuánto cuesta hoy una plaza de garaje?

De media y, según datos de idealista.com, el precio ronda los 26.000 euros, con diferencias muy significativas según las ciudad y la zona dentro de la misma ciudad. Cádiz aparece como la ciudad más cara con un precio medio de 46.000 euros, seguida de San Sebastián, donde se pagan 43.800 aproximadamente y en Bilbao, algo menos de 40.000. Sorprendentemente, Barcelona aparece por debajo de la media española en este ranking, con una media de 24.697 euros.

Aunque debemos aclarar que los datos son de relativa fiabilidad puesto que no hay datos oficiales del Ministerio de Fomento ni de las principales sociedades de tasación, con el añadido que el sector de los aparcamientos es muy disperso y la mayoría de las empresas son particulares; cada una funciona según su propio criterio y no existen acuerdos de gestión

¿Comprar una plaza de garaje sigue siendo una forma de inversión?

La bajada de los precios no ha fomentado especialmente la inversión en plazas de garaje, ya que no destacan por las posibles ganancias por revalorización, ni por su rendimiento a través de los alquileres, que también han bajado. Según los citados datos, los garajes ofrecen aproximadamente un 3,6% de rentabilidad anual, y aunque  se encuentra por encima del 2,7% que ofrecen los bonos del Estado a 10 años, se sitúa por debajo del 6,2% que ofrecen los locales comerciales, el 6,1% de las oficinas y del 4,9% de las viviendas.

Así, en Madrid su retorno por alquiler cae al 2,9%, en Barcelona, sube hasta el 4% y son Almería (5,8%), Pamplona, Santa Cruz de Tenerife y Tarragona (5,5% en todos los casos) los municipios más rentables.

Sin embargo, para calcular la rentabilidad real  de comprar una plaza de garaje también hay que tener en cuenta los gastos asociados como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), los posibles gastos de comunidad asociados y su declaración en el IRPF.

Foto: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario