5 documentos qué necesitas para obtener una hipoteca

5 documentos qué necesitas para obtener una hipoteca
Valora este articulo

El momento de pedir una hipoteca resulta decisivo y crucial porque marca tu futuro económico inmediato. Igual que en anteriores posts te explicábamos cómo negociar las condiciones de tu hipoteca, en éste te detallamos las preguntas que debes hacer antes de formalizar el préstamo y los 5 documentos necesarios que te exigirá el banco para obtener una hipoteca y comprarte el piso en Lleida. Así, volverás casa con las ideas claras y tu decisión será más fácil.

1. Propios

Son documentos que debes fotocopiar o escanear y que certifican tus ingresos y tu situación laboral. Entre éstos, se encuentran el DNI, la última declaración de la renta, las dos últimas nóminas de la empresa, el historial laboral en la Seguridad Social. Al entregárselos al banco, la entidad financiera estudiará tu caso y te realizará una oferta vinculante para tu hipoteca. Inicialmente, le podrás indicar al banco el importe y el plazo que estás dispuesto a pagar, pero es posible que te realice una propuesta inferior.

documentos_hipoteca

2. Bancarios

La entidad financiera asumirá primero la tasación de la vivienda. Como norma general, la tasación máxima será del 80% del valor del inmueble. Después, pedirá una nota simple del Registro de la Propiedad. Allí, se constatará si la finca que se va a hipotecar tiene cargas o deudas pendientes. El banco te dará un documento para firmar: es un modelo para entregar a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (Cirbe), dónde se registran todos los préstamos y créditos que superen los 6.000 euros.

3. Estudio de la solicitud

Una vez le has entregado los documentos, el banco empezará a estudiar el caso para ver si te puede conceder la hipoteca. Durante el proceso, te solicitará documentos relacionados con los importes, el plazo o tu capacidad de endeudamiento. En este último caso, tal vez te reclame un documento que justifique la cantidad de dinero, en función de tus ingresos y gastos, que puede destinar al pago de la hipoteca. El endeudamiento ideal no debe superar el 30% de la renta disponible. En ocasiones, la entidad financiera tiene en cuenta otros aspectos, como la fidelidad o la vinculación, para conceder la hipoteca y no prioriza tanto los requisitos técnicos.

4. Oferta y exigencias

Después de estudiarlos, el banco te hace la oferta. En ésta, habrá una serie de exigencias que probablemente tendrás que justificar y certificar. En función de la política de concesión de préstamos de ese momento, te pedirán más o menos documentos. En estos momentos, los créditos que se conceden se firman con un interés del Euribor y un diferencial por debajo del 2%.

En el caso de que el banco considere que hay riesgo de insolvencia, te pedirá que presentes un aval. De esta forma, tiene la garantía de que si no puedes pagar las cuotas, una persona o una propiedad se utilizarán para abonarlas. Otra opción que te puede plantear la entidad financiera es incrementar el plazo para pagar la hipoteca. Así, las cuotas serán menores y asumibles.

5. Garantía inmobiliaria

Si en el primer tipo de documento qué necesitas para obtener tu hipoteca, certificas tu situación personal, en este último se trata de ofrecer las garantías inmobiliarias. En esta categoría, están la nota simple del Registro de la Propiedad, que comprueba la titularidad del propietario de la vivienda y las cargas. Asimismo, te pueden solicitar el contrato de la compraventa, en el que se manifiesta la voluntad de las partes de llevar a cabo la operación. Por último, también te pedirán el último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para demostrar que estás al día en el pago de los impuestos.

¿Has contratado recientemente una hipoteca? Explícanos los documentos que te pidieron y envíanos tu comentario.

Foto: Futurfinances

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario