Lo que debes valorar de una vivienda para venderla como API

Lo que debes valorar de una vivienda para venderla como API
Valora este articulo

Como buen agente API, cuando entra una nueva vivienda en tu cartera de clientes, lo primero que haces es ir a verla personalmente para sacarle fotos y recopilar toda la información que necesitas para luego, poder atender con la máxima calidad las consultas de los posibles interesados. Pero, ¿en qué detalles te fijas principalmente?

Está claro que lo que más venderá la vivienda es cómo sea por dentro, si tiene encanto o no, su ubicación y su precio, pero hay otros factores que también pueden resultar de peso y que como agente, deberás conocer al dedillo para tener los mejores argumentos en la manga para decantar el cliente indeciso, busque en una gran ciudad con mucha oferta como Barcelona o en un municipio más pequeño como Cambrils.

El acceso a la vivienda es importante sobretodo para las familias con niños que buscan tranquilidad y seguridad. ¿Es una vivienda a la que se accede fácilmente? ¿Tiene una entrada y puerta segura? ¿Dispone de portería? ¡Destaca la seguridad de la vivienda ante el cliente!

La proximidad a zonas verdes es un plus, si lo tiene, debes saberlo y destacárselo a los que visiten la vivienda.

Buena comunicación y fácil acceso al transporte público. La existencia de vías de comunicación rápidas, seguras y bien acondicionadas así como la cercanía, comodidad y posibilidades de movimiento que ofrece el transporte público es un aspecto importante a considerar, aunque se disponga de vehículo propio.

Los acabados interiores y los materiales son un buen argumento si se trata de la venta de una vivienda. Una casa bien hecha con materiales de calidad equivale a ahorrarse futuros problemas. No es lo mismo pasar el invierno en una casa con ventanas de PVC y con doble cristal que con unas viejas de aluminio. Fíjate bien, ¿qué cosas positivas puedes destacar de los materiales?

La orientación es muy importante. Tener luz natural permite una climatización natural y un ahorro de dinero en consumo de energía. Si la tiene, genial; si no, pregúntate  ¿qué tiene la vivienda que pueda compensar esta carencia?

La ventilación es otro factor importante para valorar la calidad de vida en el interior de la vivienda. Lo ideal es que tenga ventanas a ambos lados para formar ventilaciones cruzadas. Si hay aparatos que producen combustión deberás comprobar que cumplen las reglamentaciones correspondientes.

Posibles ruidos. No hay cosa más molesta que vivir con ruidos. El descanso y disfrutar de paz en el hogar debería ser un requisito imprescindible. Como agente inmobiliario, deberás valorar el nivel de ruidos tanto exteriores (tráfico, comercios, bares o locales de ocio) como interiores (vecinos, ascensores…) para orientar la estrategia de venta o alquiler. Por ejemplo, si es un piso ruidoso porque tiene un bar debajo, quizás sea más fácil alquilárselo a estudiantes que a una familia con hijos pequeños.

Servicios e instalaciones comunes. El edificio puede tener instalaciones centralizadas o no, como calefacción, agua caliente…etc. En ese caso tendrás que comprobar si se dispone de contador individual o como gestiona los consumos la comunidad. Es recomendable además preguntar la clase de energía que utiliza porque esto puede elevar bastante los gastos que se quieran destinar al mantenimiento de la casa, y puede que el cliente te lo pregunte en medio de la visita.

Fontanería e instalación eléctrica. El estado de ambas cosas es importante, cuando hables con el propietario y visites la vivienda comprueba que todo esté correcto.

Garaje. Si la vivienda se alquila con garaje, es importantísimo que también se pueda ver para tener en cuenta sus aspectos físicos, la facilidad con la que puede accederse, el tamaño con respecto al vehículo, la necesidad de maniobras, y si hay acceso directo desde él a la vivienda.

• También es primordial saber si en los techos, paredes o suelos existen grietas o humedades. Si así fuese, quizás puedas sugerir al propietario que en beneficio de la compra o alquiler, lo arregle antes de empezar a mostrar la vivienda o se comprometa a hacerlo después.

• Otros aspectos importantes a la hora de explicar cómo es la vivienda a los clientes son los referentes a la distribución del espacio, la superficie y la existencia de posibles espacios de almacenamiento, trasteros, armarios, tendederos, etc.

Foto 1: Pinterest
Foto 2: Pinterest

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario