¿Cómo le digo a mi casero que me voy?

¿Cómo le digo a mi casero que me voy?
Valora este articulo

Dejar un piso de alquiler es un trámite pesado, sobretodo si llevas viviendo en ese piso de Barcelona mucho tiempo y tienes una buena relación con tu casero. Pero además, la forma correcta de dar por terminado un contrato de alquiler ha ido cambiando con el tiempo. Si hace algunos años era suficiente avisar al casero por teléfono y dejarle las llaves en el buzón, ahora estas formas son impensables y poco recomendables.

En api.cat te contamos qué debes hacer y qué no debes hacer para dejar tu piso de alquiler.

Lo que SÍ debes hacer

[SÍ] debes tomar conciencia de que no te puedes ir cuando te plazca, ya que las formas y los términos mínimos están regulados por la nueva Ley de Arrendamientos Urbanos. Veamos los posibles escenarios:

  • Si tienes un contrato de renta antigua (anterior al 1/1/1995), cabe entender que el casero estará encantado de que te vayas para poder actualizar el precio del alquiler, así que, pocos formalismos serán necesarios, comunícaselo con antelación y si es posible, haz coincidir tu salida con el final del mes para mayor practicidad.
  • Si tu contrato es anterior al 6/6/2013, según la ley estás obligado a respetar la duración mínima de un año o la pactada en el contrato y si no, tendrás que indemnizar al arrendador, pagando todas las anualidades que falten.
  • Si tu contrato es posterior al 6/6/2013, solo podrías dejar tu piso de alquiler en Girona, una vez hayan transcurridos los primeros seis meses y avisando con un mes de antelación.

[SÍ] debes comunicarle a tu casero de forma clara, explícita e inequívoca tu voluntad de rescindir el contrato de alquiler de tu piso en Lleida. No es recomendable un whatsapp, es mejor mandar un email formal que sea respondido por el casero o bien un burofax.

[SÍ] debes ser serio en el acto de entrega de las llaves. Para ello el casero debería llevar 2 copias de un documento en el que se finiquite el contrato con la firma de ambas partes y que contenga al menos los siguientes puntos:

  • La fecha de la entrega de las llaves.
  • La lectura de los contadores a fecha de la entrega de las llaves para que luego no se imputen gastos que no corresponden.
  • Que el estado en el que se deja el piso es el adecuado para resolver la devolución de la fianza o si no es el caso, la enumeración de los desperfectos.

Lo que NO debes hacer

Si cumples con todo lo expuesto anteriormente, la última recomendación es la siguiente:

[No] debes negarte a entregar las llaves si el casero te amenaza con no devolverte la fianza alegando desperfectos. Mientras no entregues las llaves, el contrato sigue en vigor a nivel legal y por lo tanto, devengando rentas.

¿Te ha servido de ayuda esta información?

Foto: Pinterest

 

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario