¿Cómo puedo ahorrar viviendo de alquiler?

¿Cómo puedo ahorrar viviendo de alquiler?
Valora este articulo

Vivir de alquiler y asumir todos los gastos que esto conlleva no es fácil para muchos jóvenes (o no tan jóvenes) que sufren la inestabilidad laboral que azota el país. A pesar que España no es un país con una fuerte tradición de alquiler, ya está dejando de representar aquella idea de ‘pérdida de dinero’ y por ahora, sigue siendo la opción más flexible para aquellas personas que no pueden o no quieren comprometerse con una hipoteca.

La clave está en saber en qué cosas se puede ahorrar aún viviendo de alquiler. ¿Las quieres saber? ¡Sigue leyendo!

1. Informarse sobre las ayudas al alquiler

Existen ayudas al alquiler para jóvenes y familias con dificultades económicas y su gestión, es competencia de las Comunidades Autónomas. Son ellas las que establecen la forma, plazos y vía para solicitarlas.

Tanto si ya vives de alquiler y quieres saber si puedes optar a una ayuda, o si aún no pero vas a hacerlo próximamente, te recomendamos que te informes de los requisitos que se deben cumplir para que puedas ir reuniendo todos los papeles que deberás presentar. ¡Podrías ahorrarte hasta 2.400€ al año en el pago del alquiler!

Recuerda que el pasado mes de diciembre, el Consejo de Ministros aprobó el Plan de Vivienda 2013-2016 con medidas para fomentar el alquiler, entre las cuales, un nuevo paquete de ayudas. Puedes ver los requisitos generales en la página web del Ministerio de Fomento, aunque la concesión dependerá de cada Comunidad Autónoma. En el caso de Cataluña, debes informarte a través de “L’Agència Catalana de l’Habitatge”.

2. Compartir piso

Un clásico. Si quieres vivir de alquiler pero no puedes asumir la totalidad de la renta, compartir piso es la mejor opción, por no decir la única. Todo depende de cuál sea tu situación particular: si vives en pareja, si eres estudiante, si vives en una capital como Barcelona donde los alquileres son más caros, o en un municipio más pequeño como Cambrils donde son más asequibles…

En cualquier caso compartir piso ya no es cosa solo de jóvenes estudiantes, con la crisis, la necesidad de compartir gastos también ha llegado a la tercera edad.

3. Controlar las facturas mensuales

Existen muchas formas de rebajar tus facturas mensuales si realmente tienes ganas de ahorrar. En api.cat te hemos dado muchos consejos a lo largo de este último año, como por ejemplo, los clásicos sobre cómo ahorrar en la factura de la luz o cómo ahorrar agua y otras ideas más modernas como el internet comunitario.

Pero como sabemos que la que más duele es la factura eléctrica, en el blog de api.cat puedes encontrar cantidad de posts con distintos trucos como: bajarse la potencia, instalar bombillas LED, hacer un aislamiento de guerrilla, o pasarse a la energía verde.

4. Deducción en la declaración de la renta

Esta opción lamentablemente solo está al alcance de aquellas personas que hubieran firmado el contrato de alquiler antes del 1 de enero del 2015. Si es así, la deducción por alquiler de la vivienda habitual se aplicará conforme a lo dispuesto en la Ley: deben ser inquilinos con bases imponibles inferiores a 24.107,20 euros anuales y pueden deducirse el 10,05% de lo pagado por el alquiler de su vivienda habitual, aunque existe un máximo.

Si cumples los requisitos pero no presentas la declaración de la renta porque no estás obligado por cantidad, te recomendamos que investigues si te saldría a cuenta hacerla.

5. Lánzate al consumo colaborativo

Si tu alquiler incluye una plaza de garaje y no tienes coche o solo lo guardas en determinadas horas, piénsate seriamente la opción de alquilarla por horas en los períodos en los que tú no la utilizas. ¡Ya hay incluso aplicaciones móvil para ofrecerlas o disfrutarlas! No olvides que para esto necesitas que se haya especificado en el contrato de alquiler la posibilidad de subarriendo.

6. Renegocia las condiciones de tu contrato

Si acabas de entrar difícilmente podrás renegociar las condiciones de tu alquiler. Pero si ya llevas viviendo unos años en un piso de alquiler en Badalona, has sido un inquilino ejemplar y tienes una buena relación con el propietario, seguro que antes que dejarte ir, preferirá rebajarte la renta.

¿Te han servido de ayuda nuestros consejos?

Foto: Pinterest

Comments

  1. Por Carmen

Las respuestas a los comentarios contenidas en este blog son orientativas y no son constitutivas de ningún asesoramiento legal, por lo tanto, no tienen fuerza vinculante, no se deriva responsabilidad y no otorgan ninguna garantía sobre la licitud y legalidad de la información difundida.

Deja un comentario